Pasos para hacer una cisterna

Pasos para hacer una cisterna

Una cisterna de agua es un recipiente o estructura utilizada para almacenar agua de lluvia o agua de un acueducto, para su uso posterior. Estas cisternas pueden ser enterradas o construidas sobre el suelo, y pueden ser de diferentes tamaños y materiales, desde pequeñas cisternas de plástico hasta grandes cisternas de concreto.

Pasos para hacer una cisterna

La cisterna de agua almacena el agua recolectada de la lluvia o de un acueducto, y se utiliza para diferentes usos, como el riego de jardines, el lavado de ropa, el baño, entre otros. A menudo, las cisternas de agua son utilizadas en zonas rurales o en áreas donde el suministro de agua es intermitente o escaso.

Además de proporcionar un suministro de agua adicional, las cisternas de agua también pueden ayudar a reducir el riesgo de inundaciones al almacenar el agua de lluvia en lugar de permitir que se desborde en las calles. También son una forma de ahorrar dinero en la factura del agua, ya que reducen la cantidad de agua que se necesita comprar. 



 Los pasos para hacer una cisterna son los siguientes:

  1. Seleccionar un lugar adecuado: elegir un lugar para la cisterna que esté cerca de una fuente de agua, como una presa o un acueducto, y que tenga una buena drenabilidad para evitar la acumulación de agua estancada.
  2. Hacer un diseño: dibujar un plano de la cisterna, incluyendo las dimensiones, la capacidad y las especificaciones de los materiales. También es importante considerar cómo se conectará la cisterna a la fuente de agua y cómo se vaciará.
  3. Excavar la zanja: Excavar una zanja para la cisterna con una profundidad y un ancho adecuados para cumplir con las especificaciones del diseño. Asegurar que la zanja esté nivelada y que tenga una buena drenabilidad.
  4. Colocar el relleno: Colocar un relleno de grava o piedra triturada en la zanja para proporcionar una base adicional para la cisterna. Asegurar que el relleno esté nivelado y compactado adecuadamente.
  5. Instalar el liner: Instalar un liner en la zanja para evitar que el agua se filtre a través del suelo. El liner debe ser resistente a la corrosión y a las raíces de las plantas.
  6. Armar la estructura: Armar la estructura de la cisterna utilizando los materiales especificados en el diseño. Asegurar que la estructura esté alineada correctamente y que esté reforzada adecuadamente.
  7. Conectar la fuente de agua: Conectar la cisterna a la fuente de agua utilizando tuberías y válvulas adecuadas. Asegurar que la cisterna se llene de forma automática y que se vacíe de forma segura.
  8. Instalar las válvulas de drenaje: Instalar las válvulas de drenaje para permitir vaciar la cisterna cuando sea necesario. Asegurar que las válvulas estén ubicadas en un lugar accesible y que sean fáciles de abrir y cerrar.
  9. Finalizar el revestimiento: Finalizar el revestimiento de la cisterna con una capa de mortero o un recubrimiento de pintura para proteger la estructura de la cisterna de la intemperie.
  10. Revisar y mantener la cisterna: Revisar regularmente la cisterna para asegurar que está funcionando correctamente y hacer las reparaciones necesarias.

Sin comentarios