Aditivos Hormigon

  Aditivos Hormigon

Los aditivos son sustancias químicas que se añaden a los materiales de construcción, como el concreto, para mejorar sus propiedades y características. Existen varios tipos de aditivos, cada uno con una función específica. Algunos ejemplos de aditivos comunes incluyen:


Ejemplos de Aditivos.

  • Aditivos de retraso de fraguado: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para retrasar su tiempo de fraguado, lo que permite un mayor tiempo de trabajabilidad.
  • Aditivos de aceleración de fraguado: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para acelerar su tiempo de fraguado, lo que permite un menor tiempo de espera para la siguiente fase de la construcción.
  • Aditivos de plasticidad: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para mejorar su trabajabilidad, lo que facilita su colocación y compactación.
  • Aditivos de impermeabilización: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para mejorar su resistencia al agua y evitar la penetración del agua en la estructura.
  • Aditivos de refuerzo: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para mejorar su resistencia y durabilidad, estos pueden ser microsílices, fibras de acero, polímeros, entre otros.
  • Aditivos de retracción: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para controlar la retracción del mismo durante el proceso de fraguado y curado.
  • Aditivos de reducción de agua: Son sustancias químicas que se añaden al concreto para reducir la cantidad de agua necesaria en su mezcla, lo que permite una mayor resistencia y menor porosidad en el concreto.

Usos de aditivo.

Los aditivos son utilizados en la construcción para mejorar las propiedades y características de los materiales, algunos de los usos más comunes de los aditivos incluyen:

  • Mejorar la trabajabilidad del concreto: Los aditivos de plasticidad se utilizan para mejorar la trabajabilidad del concreto, lo que facilita su colocación y compactación.
  • Controlar el tiempo de fraguado: Los aditivos de retraso de fraguado se utilizan para retrasar el tiempo de fraguado del concreto, lo que permite un mayor tiempo de trabajabilidad, mientras que los aditivos de aceleración de fraguado se utilizan para acelerar el proceso de fraguado.
  • Mejorar la resistencia al agua: Los aditivos de impermeabilización se utilizan para mejorar la resistencia al agua del concreto, lo que evita la penetración del agua en la estructura.
  • Mejorar la resistencia y durabilidad: Los aditivos de refuerzo se utilizan para mejorar la resistencia y durabilidad del concreto, estos pueden ser microsílices, fibras de acero, polímeros, entre otros.
  • Controlar la retracción: Los aditivos de retracción se utilizan para controlar la retracción del concreto durante el proceso de fraguado y curado.
  • Reducir el contenido de agua: Los aditivos de reducción de agua se utilizan para reducir la cantidad de agua necesaria en la mezcla del concreto, lo que permite una mayor resistencia y menor porosidad en el concreto.
  • Mejorar la resistencia al fuego: Los aditivos de resistencia al fuego se utilizan para mejorar la resistencia del concreto al fuego, estos son utilizados en estructuras con requerimientos especiales de seguridad.

Sin comentarios